Kioscos del Mercado Campesino de El Tigre solo muestran desolación

Hace un poco de más de dos años, Ubaldina Oñate fue la última vendedora que dejó de atender su kiosco en la entrada del sector Parque Ferial en El Tigre.

La escasez de dinero en efectivo y la falta de clientes por el cierre del Mercado Campesino, que funcionaba al lado, incidieron en que dejara atrás su negocio.

Esa decisión también la tomaron otros nueve pequeños comerciantes que se dedicaban a la venta de empanadas, pastelitos, sopas, perroscalientes, jugos y gaseosas.

La decena de puestos se construyeron bajo la gestión del alcalde Carlos Hernández( 2008-2013).

«Me fui para mi casa, mis hijos me ayudaron», refirió.

Oñate dijo que aspira a retomar su negocio pero con la esperanza de tramitar un punto de venta.

La hija de otra vendedora, Rosa de Farías recordó que su madre tuvo que cerrar por la caída de las ventas. «Sacó el frezer, cocina y todos los utensilios porque los comenzaron a hurtar».

Ahora su progenitora subsiste con un puesto que consiguió en el mercado de El Luchador, dijo.

«Los kioscos tenían un techito con tubulares, eso era corrido y se lo han ido llevando. Solo queda un pedacito, también se robaron los cables de la luz de los puestos» agregó.

«Como recuerdo solo quedaron los dibujos de unos perros calientes de un puesto paralelo de un señor, quien también se fue desde que comenzó la pandemia», relató

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s