A chofer de Guanipa lo mataron a tubazos en la cabeza en su casa

Fue a tubazos en la cabeza que un trabajador de su entorno más cercano y un vecino, asesinaron al conductor del autobús Encava azul, adscrito a la organización Divino Niño que cubría la ruta suburbana El Tigre-El Tigrito.

De acuerdo con las investigaciones que trascendieron, el crimen lo cometieron la noche del miércoles 29 de septiembre, en la propia casa de Grevel Rafael Rojas, de 71años

Posterior a ello, lo montaron en su propio vehículo lo quemaron y enterraron en un fundo en el municipio Freites, donde vecinos y amigos lo hallaron el sábado 2 de octubre

A partir de ese suceso, el Cicpc Delegación Municipal El Tigre acentuó las investigaciones para esclarecer el hecho.

Los dos hombres quedaron privados de libertad por decisión de la juez del Tribunal de Control Tres, Vanesa Jiménez, durante la audiencia de presentación que se celebró este miércoles 6 de octubre en el Palacio de Justicia de El Tigre.

La Fiscalía 4ta del Ministerio Público los imputó como coautores del homicidio calificado por motivos fútiles e innobles, robo de vehículo y asociación para delinquir, previstos y sancionados en la legislación venezolana, se supo extraoficialmente.

De fuentes policiales y allegados a la víctima se conoció que uno de los imputados es Diego Andrés Urbáez Rodríguez, de 22 años, quien era colector del bus y ayudante en el taller de latonería y pintura ubicado en la casa de Rojas.

El segundo es Vikmer José Rodríguez Centeno(19), vecino del sector Caurimare donde habitaba el transportista y desapareció tras llegar del velorio de un compañero de trabajo.

Trascendió que los jóvenes causaron la muerte del chofer al golpearlo con un tubo en la región cefálica (cabeza), para luego montarlo en el microbús y llevarlo a la finca El Maguey, sector La Catalina, La Concordia.

Se conoció que en las investigaciones se determinó que los hombres pretendían desarmar la buseta para obtener los repuestos y comercializarlos, pero dado que no disponían de las herramientas necesarias, optaron por quemar al vehículo y el cadáver y así no dejar evidencias. Posteriormente lo enterraron.

Como sitio de reclusión, el Tribunal fijó el Centro Penitenciario Agroproductivo José Antonio Anzoátegui, situado en el barrio Puente Ayala de Barcelona, hasta tanto se celebre la audiencia preliminar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s