«EL amolador» tiene 25 años recorriendo calles de Lechería para ofrecer sus servicios

Desde las 8:00 de la mañana Héctor Enrique Montañés comienza a recorrer las calles de Lechería para ofrecer su servicio de amolar cuchillos.

Llegó al estado Anzoátegui hace 25 años, se vino desde Valencia junto a su cuñado, «allá trabajaba la agricultura, pero la cosa no iba bien, mi cuñado me dijo para venir a ofrecer amolar cuchillos y me vine, aquí sigo», dice Héctor.

Vive cerca de la Casa Fuerte en Barcelona, pero siempre ha trabajado en Lechería, «me vengo caminando, recorro las calles, hasta las 3:00  o 4:00 de la tarde que me regreso».

Este humilde hombre dice que muchos le han dicho para emigrar, pero el prefiere quedarse en Venezuela, «aquí yo me consigo señoras que me montan en su carro y me llevan a sus casas para amolar todos sus cuchillos, esa confianza por el prójimo y el respeto que me he ganado no lo voy a conseguir en otra parte», confiesa Héctor.

Dice que antes los clientes lo llamaban, pero le robaron el teléfono, así que le toca pasar por todas las calles con su tradicional grito: «el amolador».

Recomendó a las amas de casa cuidar sus cuchillos, «picar cebolla los daña, hay que amolarlos para que queden como nuevos».

Tiene 25 años trabajando como amolador

«El amolador» dice que le gusta lo que hace, se lo disfruta y que este trabajo lo deja sólo cuando se muera.

«Sigo recorriendo las calles, esto es lo mío, el primero de enero trabajé, me fue bien, no me quejo, estoy agradecido con Dios por lo que hago», dijo sonriente Héctor Montañés.

Héctor es @gentedeaqui_

Redacción @ysbelsyhernandez

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s