Mató a sus padres y hermanito porque le exigieron rendimiento escolar y amenazaron con quitarle el wifi


La policía de Elche, en España, arrastró a un menor de 15 años que presuntamente mató a sus padres y a su hermano pequeño tras una discusión por las notas.

En el caso del presunto joven parricida, se maneja que el motivo de los tres asesinatos esté en una discusión del chico con la madre por sus malas notas académicas. A la espera de determinar si el estudiante padece algún problema de salud mental, los agentes que le tomaron declaración este viernes tras su detención han puesto de manifiesto «su frialdad», al tiempo que ha llamado la atención su serenidad «fuera de lo normal».

Según han confirmado fuentes de la investigación a Efe, el joven tampoco ha expresado ningún tipo de remordimiento, a pesar de que convivió con los tres cadáveres de su familia durante tres días antes de ser detenido. Los hechos se produjeron el pasado martes, pero no fue hasta el viernes cuando el joven confesó lo sucedido a una vecina que le preguntó por sus padres, a los que no veía desde hacía días. Fue entonces cuando el menor le contó lo que había hecho, tras lo cual la mujer dio la voz de alarma a la Policía

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional se desplazaron hasta la casa de la familia, una zona rural alejada del casco urbano de Elche.

El triple crimen se cometió el pasado martes en el chalet familiar y, según las primeras investigaciones, el joven se valió de una escopeta de caza de su padre para perpetrarlo. La primera en ser asesinada fue la madre, con la que discutió por su mal rendimiento académico en el instituto. Al recriminarle la madre el elevado número de suspensos y su negativa a ayudar en las tareas agrícolas de la familia, le amenazó además con quitarle el wifi y el móvil como castigo.

Esto provocó la ira del joven, que cogió la escopeta de su padre y disparó con ella a su madre. A continuación, mató a su hermano de 10 años y esperó a que regresase a casa su padre, al que también disparó mortalmente cuando se lo encontró. Ese mismo martes, el chico escondió los tres cuerpos en el cobertizo donde la familia guardaba los aperos agrícolas, y donde los agentes los encontraron el viernes, es decir, tres días después del crimen.

El joven, que durante ese tiempo siguió viviendo con normalidad en la finca familiar, pasará ahora a disposición de la Fiscalía de Menores. Seguramente tenga que ingresar en un centro de menores como medida cautelar. Los cadáveres del matrimonio y del hijo de 10 años han sido ya trasladados al Instituto de Medicina Legal de Alicante, donde se les practicará la autopsia para determinar la causa exacta de la muerte.

La tragedia ha conmocionado a todo Elche, según ha señalado este sábado el alcalde, Carlos González, que ha declarado sentirse «consternado». En declaraciones a Efe, Carlos González ha confirmado que el consistorio ha decretado tres días de luto oficial. «Son unos hechos luctuosos e incomprensibles», ha manifestado, al tiempo que ha transmitido «todo el cariño, la solidaridad y el afecto a los familiares de las víctimas».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s