Tragedia en Seúl: «No pudimos hacer nada, ese fue el principal trauma»

La Policía surcoreana admitió este lunes 31-O que no había previsto que los festejos de Halloween de este año en el barrio de Itaweon en Seúl pudieran ocasionar una avalancha humana como la que ha dejado más de 150 muertos, según dijo hoy un alto funcionario del cuerpo.

“Estaba previsto que se reuniera allí un gran número de personas. Pero no esperábamos que se produjeran víctimas a gran escala debido a este hecho”, afirmó este 31-O Hong Ki-hyun, jefe de la Oficina de Gestión del Orden Público de la Policía surcoreana, en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

Según Hong, el número de personas congregadas era similar al de otros años o un poco más elevado, aunque no pudo confirmar si el ritmo al que comenzaron a reunirse era más alto que en años anteriores y dijo que los agentes en la zona “no detectaron un aumento repentino de la multitud”.

Cientos de personas quedaron atrapadas, algunas durante más de una hora, y como resultado muchas, la mayoría mujeres en la veintena, perdieron la vida asfixiadas.

Al número de fallecidos hay que añadir que se teme por la vida de otros 33 heridos graves y 116 heridos más leves.

Ana, una española de 24 años, estaba en la zona, con su amiga Melissa, una alemana de 19 años. La pareja estaba en un bar e intentaba salir a las 23:00 hora local (14:00 GMT) cuando vieron que las ambulancias entraban en el callejón y que la policía pedía a la gente que se moviera para dejar paso a los cadáveres y a los heridos.

«Había tanta gente que necesitaban personas normales para hacer la reanimación cardiopulmonar. Así que todo el mundo salió a ayudar«, relató Ana a la BBC.

Asimismo, contó cómo dos amigos suyos que sabían hacer RCP acudieron a ayudar, pero algunas personas murieron en sus manos.

Ana acudió también a ayudar, siguiendo las instrucciones que le daban.

«Me decían cómo sujetarles la cabeza y abrirles la boca, y cosas así. Yo intentaba ayudar pero ellos también estaban muertos. Tengo que decir que toda la gente que traían para hacer la RCP, la mayoría ya no respiraba, así que no se podía hacer nada.»

«No pudimos hacer nada, ese fue el principal trauma», agregó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s