«Tenemos que estar preparados»: Los próximos 5 años podrían ser los más cálidos jamás registrados

Un niño bebe refresco en un paseo marítimo de la costa del Mar Arábigo en Bombay, India.

Los gases de efecto invernadero que atrapan el calor y el fenómeno de El Niño podrían hacer que el clima mundial se alejara cada vez más de lo que estamos acostumbrados, según la Organización Meteorológica Mundial.

Es probable que las temperaturas globales se disparen a niveles récord en los próximos cinco años, según ha advertido la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Existe un 98 por ciento de posibilidades de que al menos uno de los próximos cinco años sea el más cálido registrado. Tanto los gases de efecto invernadero, que atrapan el calor, como el fenómeno meteorológico El Niño, fomentarán esta situación.

El último informe de la OMM también dice que existe un 66 % de posibilidades de que las temperaturas superficiales medias anuales entre 2023 y 2027 estén más de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales durante al menos un año.

Esto nos llevaría a situarnos por encima de los objetivos establecidos en el Acuerdo de París que instan a que la temperatura global este siglo no supere los 1,5 °C.

¿Aumentará la temperatura más de 1,5ºC en los próximos 5 años?

«Este informe no significa que vayamos a superar de forma permanente el nivel de 1,5 °C especificado en el Acuerdo de París, que se refiere a un calentamiento a largo plazo durante muchos años», afirma el Secretario General de la OMM, el Profesor Petteri Taalas.

«Sin embargo, la OMM cree que superaremos temporalmente los 1,5°C con una frecuencia cada vez mayor».

La probabilidad de superar temporalmente los 1,5°C ha aumentado constantemente desde 2015, cuando las probabilidades eran nulas. Entre 2017 y 2021 se situó en torno al 10%.

Las industrias contribuyen con el calentamiento global.

Según la Oficina Meteorológica del Reino Unido (Met Office), el principal centro de predicciones de la OMM, existe un 32% de probabilidades de que las temperaturas medias de los próximos cinco años superen ese umbral.

«Se prevé que la temperatura media mundial siga aumentando, alejándonos cada vez más del clima al que estamos acostumbrados», afirma el Dr. Leon Hermanson, científico experto de la Met Office que dirigió el informe.

¿Qué efecto tendrá El Niño en la temperatura global?

La temperatura media mundial en 2022 situó al planeta en torno a 1,15 °C por encima de los niveles de 1850 a 1900. Las condiciones de enfriamiento de La Niña en los últimos tres años han frenado temporalmente la tendencia al calentamiento a largo plazo, según la OMM.

Estas condiciones terminaron en marzo de 2023 y se espera que en los próximos meses se desarrolle el fenómeno de calentamiento de El Niño. Normalmente, estas condiciones aumentan las temperaturas globales un año después de que se desarrollen, lo que significa que los efectos se verán en 2024.

Combinado con el cambio climático inducido por el hombre, Talaas advierte que empujará las temperaturas globales a un «territorio inexplorado».

«Esto tendrá repercusiones de gran alcance para la salud, la seguridad alimentaria, la gestión del agua y el medio ambiente», añade. «Tenemos que estar preparados».

¿Podrían los sistemas de alerta temprana ayudarnos a prepararnos para los fenómenos meteorológicos extremos?

El informe se publica antes del Congreso Meteorológico Mundial que se celebrará a finales de mes. En él, los expertos debatirán cómo reforzar los servicios meteorológicos para apoyar la adaptación al cambio climático.

Una de las mayores prioridades es la Iniciativa de Alerta Temprana para Todos, lanzada por el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en la COP27 del año pasado.

A pesar del creciente número de fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones, sequías, olas de calor y tormentas, sigue habiendo lagunas en los sistemas que advierten a la población de estos peligros, especialmente en los países en desarrollo.

Los datos recogidos en 2022 revelaron que sólo la mitad de los Estados miembros de la OMM disponen de sistemas para informar a la población y a los gobiernos de que se avecinan fenómenos meteorológicos peligrosos. Para que estos sistemas sean eficaces, también deben estar vinculados a políticas, comunicaciones y planes de respuesta a emergencias.

La iniciativa pretende llenar ese vacío, y Guterres pide a la OMM que contribuya a garantizar que todos los habitantes de la Tierra estén protegidos por sistemas de alerta temprana en un plazo de cinco años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s